En este momento estás viendo 10 Consejos para tejer amigurumis para bebés

10 Consejos para tejer amigurumis para bebés

¡Muy buenas tejedoras!

En este post voy a hablar sobre los amigurumis que tejemos para bebés. Hay que poner especial cuidado a la hora de tejer para los más peques de la casa, ya que hay que cumplir con unas normas para la seguridad de nuestro amigurumi. Aquí te cuento las más importantes:

✅ Tipo de hilo: es recomendable usar un hilo resistente y lavable mínimo a 40ºC y que no se deforme después del lavado. Puedes ver en la etiqueta del ovillo a cuántos grados se puede lavar. Yo te recomiendo usar 100% algodón, el lugar de lana, por ejemplo, porque el algodón no suelta “pelitos”. Ten en cuenta que los bebés se lo llevan todo a la boca.

Para que veas un ejemplo, la conejita de arriba está tejida con lana. Queda muy bien, pero hay lanas que sueltan pelitos y no es recomendable para peques. También puedes usar un hilo acrílico, o algún tipo de lana, que no tenga este problema. Es cuestión de probar.

✅ Relleno: tiene que ser también lavable e hipoalergénico.

NO USAR ojos de seguridad, que sí, que aunque son de seguridad se pueden romper o desprender, y son piezas pequeñas no indicadas para menores de 3 años (por lo menos). Esto es especialmente IMPORTANTE, porque solemos creer que cómo son “de seguridad” ya son aptos para peques, y no. Como alternativa puedes tejer los ojos o bordarlos, o incluso coserlos de tela o fieltro. Aquí puedes ver algunos ejemplos: 

Y especial mención al patrón de mis MEDUSAS. 

Es un patrón que se teje muchísimo para bebés, porque es un amigurumi ideal para peques. Por los tentáculos que son fáciles de agarrar, por las combinaciones de colores que se pueden hacer, por lo rápido y sencillo de tejer…

¡PERO CUIDADO! Si tejes una medusa para un bebé…¡NO LE PONGAS OJOS DE SEGURIDAD!

Puedes bordarlos con un poco de hilo negro, como hice en la medusa de la foto, y queda igual de bien 😉

El patrón de la medusa lo puedes encontrar pinchando aquí

✅ Rematar y coser muy bien. Es importante que las piezas no se suelten. Para esto tienes que rematar y coser a conciencia. Yo suelo hacer doble nudo y coser tomando todos los puntos posibles. Si no lo hacer, a la primera de cambio tu amigurumi puede quedar decapitado, como este pobre tekubi, que no aguantó las manitas de mi niña pequeña.

✅ NO USAR alambre para articular. Puede parecer evidente, pero hay que recordar que no puedes usar alambre o cualquier otra cosa punzante y que se pueda salir entre los puntos, para meter en el amigurumi.

Aquí puedes ver un ejemplo de cómo NO HAY QUE COSER. Enseguida se separó la cabeza del cuerpo de este pequeño Tekubi. Hay que rematar muy bien y hacer varios nudos, para que estemos seguras de que no se va a despiezar. 

En el patrón del guacamayo indicaba poner alambre en las patas, y una lentejuela en los ojos. Pero como iba destinado a un bebé, reemplacé la lentejuela por hilo y no le puse alambre en las patas.

¡Tenlo en cuenta!

 

✅ Evita usar pegamento, pinturas o tintes. Es posible que estos productos contengan compuestos que pueden provocar dermatitis o alergias en los bebés.

✅ Apretar bien el punto: puedes usar una aguja un poco más pequeña que la recomendada en el ovillo para que quede el punto bien apretado. Esto es importante porque así evitamos que el relleno se salga, y sea un desastre.

✅ No es recomendable usar olores o fragancias. No uses ningún tipo de colonia, ambientador o fragancia en tu amigurumi, a no ser que sepas con muchísima seguridad que a su mamá y/o papá le va a gustar.

✅ Ten en cuenta los colores. Los bebés, más o menos hasta el año, distinguen mejor los colores llamativos e intensos, más que los suaves y pasteles. A un bebé le llamará más la atención un amigurumi naranja que uno color menta. Además ven mejor el rojo y el negro. Y si es posible, usa sólo 2 colores, porque así verán mejor el contraste.

✅ Y por último, que no menos importante, ten en cuenta el tamaño. Los amigurumis para peques de menos de 3 años no pueden llevar piezas de menos de 3cm de diámetro y 6 cm de largo. Esto es por seguridad, para evitar posible atragantamiento o inhalación.

Eso es todo, que no es moco de pavo. Hay que ser responsable a la hora de tejer amigurumis para los más pequeñines, ante todo hay que poner su seguridad.

Y aquí te dejo otra foto de mi niña mayor, con 3 meses (ahora tiene 4 años y medio…¡como pasa el tiempo! (y ya en 2021 recién cumplidos los 6), y su mantita de apego Frankie. Fíjate que solo usé dos colores intensos, el negro y el verde, los ojos y la boca son bordados y no tiene piezas pequeñas. Le gustaba mucho su mantita ¡y aún le gusta!

 
¿Conocías todas estas recomendaciones? ¡cuéntame si sabes alguna más! 
¡Feliz día! y nos leemos por las RRSS. 
 
♥ Marta ♥

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Patricia Madrid

    Muy interesante la información, a veces hacemos cosas pensando que se vean bonitas y no nos ponemos a pensar aquí en van destinados

  2. Patricia

    Gracias por los consejos

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.