Recursos para maquillar amigurumis

Recursos para maquillar amigurumis

¡Muy buenas!

El mundo de los amigurumis es muy, muy amplio. Cuando empiezas en este mundo, sin tener ninguna idea previa, presupones que hacer amigurumis sólo requiere tejer…¡pero qué equivocada que estaba!

Para tejer amigurumis no sólo hace falta tejer. Si haces amigurumis seguro que sabes a qué me refiero…como por ejemplo, tienes que coser, rellenar, bordar, manipular diferentes materiales como pegamento, cola, silicona, ojos de seguridad, alambre…y un largo etcétera.

Hoy te voy a resumir unas cuantas formas de darle el toque final a tus amigurumis, porque sí, si no lo sabías, también se puede usar maquillaje, pintura, sombras, labiales, pinturas acrílicas…para tus amigurumis. Flipante ¿verdad?

Sin más, te enumero unas cuantas formas de maquillar, y poner más detalle al acabado de tu amigurumi. Ten en cuenta que si aplicas alguno de estos productos, a no ser que sean sombras resistentes al agua o pintura especial de tela, se perderán si se lavan tus amigurumis.

Sombras de maquillaje 

Sí, lo que lees. Una forma chula de darle un toque estupendo a tus amigurumis es con sombras de ojos de maquillaje y un pincel. Así, tal cual. Yo, en concreto, uso un pincel biselado, pero puedes usar el que mejor te vaya. 
Aquí Ragamuffin pasando por maquillaje.

Con las sombras puedes hacer:

  • Ojeras: con colores oscuros, como gris, negro o incluso marrón. También puedes dar impresión enfermiza dándole un toque de violeta. 
  • Definir articulaciones: dependiendo del amigurumi, puedes definir por ejemplo las articulaciones de los codos o las rodillas, con un tono un poco más oscuro que el que hayas usado para las extremidades. También puedes definir la unión de estas partes con el cuerpo. Yo lo suelo hacer para mi conejito zombie, por ejemplo. Si te fijas en la foto de abajo, lo verás en la zona del cuello y en la unión de las orejas con la cabeza. 
  • Mezclar sombras para crear efectos chulos. Te recomiendo usar sombras si quieres mezclar colores para crear algún efecto, como por ejemplo una herida. Puedes usar rojo, burdeos, morado y negro para crear ese efecto. 
  • Dar profundidad. Una de las cosas que más me gustan de usar sombras es poder dar profundidad a determinadas piezas. Así las realzas más. Por ejemplo los instestinos de mi conejito zombie. Llevan sombras roja y morada entre la tira de cadenetas, así parecen más en relieve ¿verdad?

Pintura acrílica y/o de tela

Pintura, a fin de cuentas. La diferencia es que la pintura acrílica se va con el agua y la de tela es resistente. La elección va a depender del destino que tenga tu amigurumi. Como los míos no suelen ir dirigidos a peques, uso pintura acrílica. 
La ventaja de usar pintura es que es muy, muy, muy cubriente. Fíjate en la cara de Muerte: 
La pintura blanca cubre por completo todo el punto. Es perfecto para crear, por ejemplo, ropa. Sí, imagínate que tejes tu muñequito, y le tejes el torso y los brazos rojos, porque lleva una camisa de cuadros ¿cómo hacer los cuadros? ¡con pintura! Si, es un trabajo fino, pero el resultado puede ser genial. 

Colorete en crema

Este fue uno de los primeros recursos que conocí y usé para mis amigurumis, el colorete. Sí, el colorete de maquillaje, pero el que viene en formato crema. Hay muchos tonos y marcas que son muy baratitas, así que no es difícil hacerse con uno de ellos. Además, cunde muchísimo. 
Yo lo uso mucho para poner colorete (valga la redundancia) a los amigurumis, como puedes ver en la foto de arriba, de la tacita de té cuquimoni. 
Lo puedes aplicar con pincel, esponjita o con los dedos, y te sirve para dar ese toque sonrosado cuqui a tus creaciones. 
♥♥♥
Realmente estos son los 3 recursos que más uso en mis amigurumis. Pero también he usado (y uso de vez en cuando) ceras de colores, las de colorear de toda la vida, rotulador de pintura blanca, tizas, pasteles…puedes usar lo que se te pase por la cabeza, eso sí, te recomiendo que vayas probando en algún amigurumi o tejido que te sirva «de pruebas» y no con el definitivo, porque puede pasar que la fastidies o que no te guste el resultado y ser muy difícil de arreglar. 
Espero que te guste todo esto que te cuento y que te sirva para tus futuras creaciones. 
¡A disfrutar experimentando! 😉
Nos leemos por las Redes. 
Marta. 

Deja una respuesta

uno × 5 =